EN PELIGRO EL SERVICIO DE TRASLADO DE ESCOLARES DE ANDALUCÍA

La Federación Independiente del Transporte de Andalucía, FEDINTRA, asegura que la situación de escaladas de precios, tanto de materiales como de combustible, y la falta de sensibilidad de la Consejería de Educación que ni se ha planteado revisar precios, hace inviable poder continuar con el servicio de transporte escolar en Andalucía.

Los actuales contratos de transporte escolar son en su mayoría contratos formalizados en 2016 que han sido prorrogados hasta noviembre 2022. Las tarifas de estos contratos no cubren los costes de explotación del transporte escolar.

“Los transportistas somos los que estamos sufragando el traslado de los escolares de Andalucía. La situación se ha desquiciado desde marzo con la subida descomunal de los precios, y ni la Consejería ni la Agencia Andaluza de Educación, han planteado siquiera una compensación ante esta auténtica locura y escalada de los costes”, asegura Antonio Vázquez, Presidente de FEDINTRA.

La actual inflación es de casi el 11% en 2022, más la de años anteriores. que según el INE, implica un encarecimiento de los precios del transporte desde 2016 en el 31’5%. Esta situación ha provocado que las empresas estén al borde la ruina y del colapso de tesorería. Los incrementos de costes de combustible en la escalada de precios provocada por la guerra de Ucrania han incrementado el precio en un 39%.

Para Antonio Vázquez, “si no se adoptan medidas urgentes muchos servicios y rutas de transporte escolar podrían no iniciarse en septiembre o bien, de comenzar, podrían tener que suspenderse ante la imposibilidad de las empresas de seguir trabajando a pérdidas”.

El sector está a la urgente espera de la revisión de los precios de los contratos de servicio con la Administración Pública.  El transporte escolar viene arrastrando pérdidas de los dos últimos años ocasionadas por los fracasos de las licitaciones de 2020 y 2021, que fueron anuladas por el TARCJA e incluso operó el desistimiento de la APAE.” No se puede seguir trabajando en el inicio del próximo curso escolar con tarifas de 2016”, señala Antonio Vázquez.

FEDINTRA ha solicitado una reunión urgente y extraordinaria con la nueva Consejera de Educación para intentar dar solución a este grave problema que pone en peligro un servicio esencial para la comunidad educativa como es el transporte escolar.  En la Comunidad Andaluza son más de 450 empresas las que se dedican al transporte escolar, dan empleo a 11.000 trabajadores, con unas 1.500 rutas escolares, y que desplazan a más de 75.000 alumnos cada día, y que “si la Consejería de Educación no tiende la mano al sector para buscar soluciones va a tener graves consecuencias”.